Diseño: Macarena Alzaga

Un día se sentó, puso música y empezó a diseñar su primera colección. Claro que no comenzó ahí, venía de antes. No de meses antes, ni años antes, ni década antes, de casi toda la vida. Macarena Alzaga nació en Caleta Olivia, estudió Diseño de Indumentaria en la Universidad de Palermo y estilismo en Milan Fashion Campus. Entre sus trabajos se encuentran producciones para revista Ohlala y Falabella. Cuenta que desde que tiene memoria la moda forma parte de su mundo: “Mi mamá era modelo y siempre se vistió muy chic y muy copado, se mandaba a hacer la ropa a medida, los zapatos, todo. Desde chiquitita estuve metida entre telas, talleres, modistas”. En la actualidad Macarena vive en Buenos Aires, donde prepara la presentación de su marca. Con ustedes, Macarena Alzaga.

-¿Cuándo comenzaste a pensar la marca?
-Me recibí primero de productora de moda y ahora que estoy con la tesis de diseño dije: “Bueno, ¿qué voy a hacer de mi vida cuando termine la carrera?”. Decidí hacer la marca sola por el tema de que tenés que estar muy en sintonía con la otra persona, además el presupuesto inicial no da para pagarle a alguien más. Entonces me senté con mi padre, le plantee mi propuesta y me dijo que sí. Él es el inversor y me está ayudando. Gracias a Dios mi familia me apoya mucho, desde mi hermano, mi mamá, mi cuñada, mi papá. Empecé a recorrer y buscar, talleres, modistas. Me encontré con todo el problema de no encontrar nada porque no hay muchos talleres accesibles. Pero acá estoy, por lanzar mi marca que me hizo transpirar pero lo estoy haciendo -risas-.
-Para la primera colección ¿Te inspiraste en algo?
-Cuando fui a estudiar a Europa me metía mucho en páginas web, salía a la calle a buscar inspiración. Acá hice lo mismo, empecé a ver lo que más me gustaba, a dibujar, armar conjuntos y ver cómo se podía conectar una parte con la otra. En ese sentido soy muy observadora, puedo salir a la calle y quedarme sentada en algún lugar sin hablar con alguien pero siempre tomo algo. Es el juego del diseñador, buscar elementos que te llamen la atención, complementarlos con otras cosas y que el resultado te haga delirar. Después traté de unificarlo con la parte textil y con los estampados. Pero no tuve un tema principal. No tengo una banda preferida, ni un color preferido, ni una comida preferida. Todo sale en el momento. 
-¿Tenés diseñadores favoritos?
-Tengo diseñadores que me marcaron en algún momento de mi vida, que me sorprendieron y me llamaron la atención, pero no tengo fanatismo por nada. Me gusta Chanel y cuando era más chica hice todo un proyecto en base a ella. Después Alexander McQueen me encanta, Valentino también me gusta muchísimo. Son muy diferentes entre ellos pero siempre tomo algo de cada uno. 
-En tu espacio de trabajo tenés una frase de dice  Cuando me siento bien, me inspiro... 
-Cuando no me siento bien no quiero agarrar ni una hoja ni hacer nada, quiero comer chocolates todo el día -risas-. Cuando estoy bloqueada, que pasa bastante en este tema del arte, bailo. Muevo mi cuerpo, trato de liberar mis pensamientos. Hago ritmos, desde el pop al árabe, clásico, me encantaría bailar tango pero no me va a salir nunca en la vida -risas-. En realidad cualquier cosa que me haga no pensar en nada, volver, sentarme y que los diseños fluyan.

El domingo 7 de diciembre Macarena Alzaga abre su showroom en  Mario Bravo 1159, Buenos Aires. Seguila en Facebook, Twitter & Instagram para más novedades.
BONUS: lanzamiento de la colección en Patagonia coming soon!

No hay comentarios: