The Otherness en Billboard


La primera vez que entrevisté a The Otherness fue para mi tesis. Y lo recuerdo muy bien porque ese día me cagó una paloma en la cabeza y tuve que lavarme el pelo en el baño de la terminal de colectivos. A Martín le pareció divertido, a mí también. Pasaron muchos años, muchas charlas, y cada vez estoy más orgullosa de estos muchachos, por la música, los logros y las grandes personas que son. Los quiero y estoy muy feliz de haberlos entrevistado para Billboard junto a Matías Ayerza.

Pueden leer la charla acá o conseguir la revista en todos los quioscos del país. 

Mis Talleres en Galpón de Moda e Imagen


Si les gusta escribir, si lo tienen pendiente, si siempre quisieron hacerlo pero no se animaron, si quieren mejorar la redacción para el colegio, la facu o el trabajo, esto es para ustedes. Todavía pueden anotarse, la vamos a pasar hermoso y por supuesto, a producir mucho. Nada más lindo que hacer lo que a uno le gusta, aprender, compartir y mejorar. Tenemos 3 talleres, les cuento brevemente de qué se tratan y los invito a sumarse.

ESCRITURA CREATIVA para adolescentes y adultos. Se trata de un espacio de expresión e inspiración. Un taller semanal que brinda herramientas para perfeccionar la escritura y potenciar la creatividad. Un curso para producir textos cortos, poesías y relatos. 

ARMÁ TU BLOG Curso intensivo para crear contenido online, estrategias de posicionamiento, marketing personal, mucha inspiración para generar una marca única y, por supuesto, asesoramiento para armar tu propio blog desde cero. 

Si quieren más info pueden hacer click acá. Empezamos cuando se completen los cupos y, por si es la primera vez que entran al blog, les dejo mi minibio. 

 FLOR NIETO  Licenciada en Comunicación, Periodista Cultural. Colaboró para medios de Patagonia, Buenos Aires y América Latina. Trabajó como asesora, redactora, encargada de prensa y conductora de TV. Creadora de Flor Nieto Blog -www.flornietoblog.com-, el diario online de una periodista rockera. En la actualidad se dedica a la Comunicación & Contenido Digital. The Inmediato, su emprendimiento. Escritos impacientes para gente sin tiempo, su primer libro.

Escritos Impacientes en Camellia Tea Boutique


Escritos impacientes para gente sin tiempo se consigue en Camellia Tea. Además de blends riquísimos y cosas preciosas. El viernes, elegí el primero de Siente, una infusión para cada chakra. Base de Rooibos con clavo de olor, canela, cardamomo, jengibre, pimienta negra y albahaca tulsi.

Darío Soto, del sur y del blues


Todo empezó con su papá. Su papá, los Beatles, Elvis, Chuck Berry, Tom Jones, Stevie Wonder. Su primer instrumento fue la voz, después la armónica. De chico, mientras cantaba Lou Rawls no se imaginaba que años más tarde se iba a dedicar a la música, pero cuando se dio cuenta de que era eso lo que realmente lo hacía feliz ni lo dudó. Quiso ver qué pasaba y pasó. Pasaron casi 16 años, escenarios mundiales, leyendas vivas, giras internacionales y sigue. El sábado estrena la primera edición del ciclo Patagonia Sessions en el Teatro Dislocador y hoy charlamos.  

¿Qué encontrás en el blues? ¿Qué encontrás en el sur?
Me quedé conectado cuando encontré la armónica y empecé a escuchar blues tradicional, pero siempre estuvo en lo que escuchaba. En los Beatles, en Tom Jones, en Eric Clapton, en un montón de músicos blancos y negros que hacen un poco más Rock & Roll pero tienen sus influencias en el blues. Me gustó esa raíz, esa cosa bien simple pero poderosa, que también tiene sus influencias en el Gospel, en el Negro Spiritual, en los cantos de trabajo, en toda la música afroamericana. No sé mucho cómo explicarlo, pero quedé fascinado con ese sonido puro, del sentimiento. En el sur encuentro eso, mi propia raíz, donde empecé a escuchar esa música, donde me encuentro con mi viejo que fue mi gran mentor, mi gran compañía escuchando toda esta música. Mi tierra, mi clima, mi viento. La verdad es que llego acá y me siento en mi casa, por más de que me vaya por años, la raíz de uno siempre está con uno. Aparte siempre fui muy bien recibido, la gente siempre va a los shows. Encuentro mi lugar acá, siempre en el sur. 

¿Cómo fue mudarte a Buenos Aires?
Fue un cambio grande, una decisión grande. Era muy difícil encontrar músicos del estilo, que toquen armónica, que toquen blues, o directamente amigos que escuchen esta misma música o músicos que escuchen esta música. Fui a la Escuela de Blues allá. Cuando descubrí que existía me emocioné y me fui para allá. Al llegar descubrí un mundo nuevo, yo venía con muchas ganas de aprender, de vivir toda esa música, todos esos músicos que me encontraba en Buenos Aires. Enseguida armé mi primera banda, después ya tenía como 5 proyectos en el primer año y bueno, no paró nunca. En Buenos Aires hay mucho, mucho para aprender, mucho por intercambiar, en ese momento no había Internet por ejemplo y nos intercambiábamos discos con amigos y conocidos que hasta tenían disquerías. Me llevaba de a 10 discos de blues y de soul, de música negra así que fue un aprendizaje impresionante y hasta el día de hoy sigue siendo así. 

Compartiste escenario con King George Clemons, Lurrie Bell, Dave Specter, Tad Robinson y muchos más ¿Cómo fue? ¿Qué aprendiste de ellos? 
Principalmente es una alegría tremenda haber compartido con todos ellos. Me parece que primero fue Rick Epping, que es uno de los mejores armonicistas del mundo y lo pude traer acá a Comodoro. Fue una doble emoción tenerlo acá en la tierra de uno, encima compartir y escuchar el sonido de cerca, de lo que es tocar la armónica de verdad, estar al lado de una leyenda. Después también pude compartir con Lurrie Bell, que es otra leyenda del blues, hijo del armonicista Carey Bell -. Después también con Tad Robinson, que yo lo admiro mucho porque es un artista que hace lo que hago yo, Soul y Blues. Con Duke Robillard que es uno de los mejores guitarristas, con Dave Specter que es uno de los grandes guitarristas del blues de Chicago, tuve la oportunidad de cantar con él y con John Primer de tocar la armónica. También de cantar con Anson Funderburgh, un artista blanco de blues que siempre admiré, escuchaba los discos, los cantantes que cantaban con él, y me influenciaban mucho. Una vez que estás con ellos en el escenario vivís un sueño. Imaginate que vos los escuchabas de chico, tratabas de sacar los temas, son maestros en los discos y maestros cuando podés compartir escenario. Un sueño y aprendizaje constante. Con algunos aprendés más sentimiento del blues puro, como por ejemplo con Lurrie Bell, y con otros cosas técnicas, más que nada con artistas blancos del blues que son muy reflexionistas con lo que hacen. Después de que se va cada artista, ya no sos el mismo. 

I came from the south es tu primer disco ¿Qué significa para vos? 
Mi primer disco, siempre va a ser para mí el más importante, tiene una carga emocional muy grande. Yo quería plasmar todo eso, quería dedicárselo a mi viejo que lo perdí hace unos años, en el 2012. Él me transmitió toda esa música, todo eso que escuchábamos juntos, los primeros artistas que más me influenciaron, como Ray Charles, BB King, el blues de Chicago. Grabé dos temas de grandes artistas de la armónica como Snooky Pryor y Carey Bell. Después grabé de Otis Ray que es el Rey del Soul directamente, fue un mix entre lo que me influenció, el soul, el blues, el Rhythm & Blues. Con grandes invitados, le puse el alma y la energía a ese disco porque era el primero. Ya ahora estoy más liviano para hacer el segundo, el tercero y el cuarto pero el primero era el paso más difícil. Tenía un montón de carga por todos lados, lo sigo escuchando y me sigue gustando por suerte. Uno es muy autocrítico y estoy muy feliz con el resultado. También con la presentación en Buenos Aires y la presentación en Comodoro que fue en el Teatro Español a sala llena. Fue una alegría por todos lados. 

¿Qué vamos a ver en el show del Teatro Dislocador este finde? 
Es parte de una movida que voy a empezar a armar ahora, un ciclo de música negra donde van a presentarse músicos de Jazz, de Blues, de Gospel, de Soul, amigos o no tan amigos pero que admiro mucho de la movida. El primero es Nico Smoljan, un gran armonicista del Blues y viene con su guitarrista, Javier Mozzi. Están haciendo un Blues muy de los años 30, 40 y 50, muy tradicional. Es un ciclo que se llama Patagonia Sessions así que este es el primero, el segundo es Nina Sessions, el proyecto de unas chicas, An Díaz y Anita Fabiani, cantante y guitarrista en tributo a Nina Simone, el 2 de noviembre acá en Comodoro. Nico Smoljan es un armonicista tremendo, para mí el mejor tocando blues tradicional acá en Argentina. Él ya sacó su disco hace unos años, comparte con grandes leyendas del blues como Eddie Taylor Junior, Lurrie Bell, Mud Morganfield, el hijo de Muddy Waters. Va a ser un show tremendo. 

Patagonia Sessions empieza este finde en Comodoro y sigue en noviembre con tributo a Nina Simone. Darío continúa con sus presentaciones en Buenos Aires, con festivales de Jazz, de Swing, de Rock & Roll y, comienza la preproducción de su segundo disco. "Un disco más tirando para el lado del jazz pero siempre con blues, que es mi raíz musical. Seguro el nombre va a tener que ver con eso" dice. Y sigue. 

Charlamos de Teatro con Débora Astrosky


Algunos nacen, otros se hacen. Débora está en el primer grupo. Nació para el Teatro. Más allá de ser primera hija, primera nieta y de cargar con honores las aspiraciones familiares pendientes, del test vocacional en el colegio -que enumeró: teatro, docencia y derecho-, se le nota cuando habla, cuando escribe, cuando enseña y sobre todo, en el escenario. Débora Astrosky es directora, docente e investigadora en Pedagogía Teatral. Coautora del M͟͟a͟͟n͟͟u͟͟a͟͟l͟͟ d͟͟e͟͟ j͟͟u͟͟e͟͟g͟͟o͟͟s͟͟ y͟͟ e͟͟j͟͟e͟͟r͟͟c͟͟i͟͟c͟͟i͟͟o͟͟s͟͟ t͟͟e͟͟a͟͟t͟͟r͟͟a͟͟l͟͟e͟͟s͟͟, publicado por el Instituto Nacional del Teatro y autora de P͟͟e͟͟d͟͟a͟͟g͟͟o͟͟g͟͟ía͟͟ T͟͟e͟͟a͟͟t͟͟r͟͟a͟͟l͟͟, u͟͟n͟͟a͟͟ m͟͟i͟͟r͟͟a͟͟d͟͟a͟͟ p͟͟o͟͟s͟͟i͟͟b͟͟l͟͟e͟͟. Desde el 2000 trabaja en el desarrollo de una metodología de la actuación con su bajada didáctica. Durante 15 años trabajó en el equipo de docentes de la Escuela de Teatro de Buenos Aires E.T.B.A, dirigida por Raúl Serrano. Actualmente dicta cursos en Buenos Aires y el exterior. Débora, además, es la coordinadora de Teatro Dislocador, visita Comodoro y ahora, charlamos con ella.

Sobre ser actriz: "La verdad es que cuando yo nací todos los ojos se posaron en mí y pedían que fuese actriz, fui primera hija, primera nieta, así que fue muy fuerte la demanda y la verdad que fue algo con lo que nací, algo que siempre que vino conmigo, que siempre estuvo y creo que no sabría hacer otra cosa que no sea dedicarme al teatro". Sobre ser docente: "He trabajado en escuela primaria, secundaria, he dado clases hasta para solos y solas, en geriátricos y, desde hace bastantes años, me dedico exclusivamente a la formación de actores y de profesores. Con esto vengo viajando por todo el mundo y paso desde las grandes urbes hasta pueblos muy chiquitos, que parece que están perdidos en la nada pero que tienen sus grupos de teatros formados, con ganas, haciendo cosas y capacitándose. La verdad que me gusta, me gusta mucho esto de un día estar en un lugar y después en otro, cambiar permanentemente y vivir intensamente esta relación docente-alumno. Es el proceso de aprendizaje". Sobre ser investigadora: "En realidad, lo que a mí me llevó a la investigación pedagógica fue esto de que yo siempre leí mucho, indagaba mucho en diferentes productores de metodología, de técnica, desde Stanislavsky para abajo. Siempre me pasaba esto de decir: Bárbaro, en la teoría me cerrás pero ¿Cómo se lo transmitimos a un alumno? ¿Cómo hacemos que esto se transforme en herramienta? No solo en un saber, o en el “Debería ser así”. Esto fue lo que más me llevó a dedicarme a la investigación y a trabajar en la didáctica especial o específica de las diferentes metodologías. Esto hizo que construya el Método T.I.A. El Método T.I.A. habla de esto: Bueno, bien, todas estas teorías son maravillosas ahora vamos a ver cómo se hace para que se transforme en herramienta para el alumno y para el futuro actor por supuesto". 

¿De qué se trata el Método T.I.A.? 
T.I.A. significa Trabajo de Investigación del Actor, es una sigla. Simpática y familiar pero es una sigla. Primero que nada, centrar al actor como el productor de actuación, de ficción. Nosotros los actores trabajamos con un límite textual. Es decir, hay una obra de arte construida por otro artista, el dramaturgo, y esta obra de arte es un plano. Esto para transformarse en un hecho teatral va a tener que adquirir volumen, como si fuera inflado. Que esto tenga volumen, que sea tridimensional, es exactamente la tarea del actor. No hay otro artista que pueda lograrlo. De lo que se trata en el T.I.A. es darle herramientas a ese artista para que sepa cómo se infla esto, y ese inflar es su propia creatividad, su propio vuelo, tomando como límite el vuelo del otro que es la dramaturgia. Este proceso de transferencia o acoplamiento de lo plano hacia el volumen es lo que trabaja el T.I.A. Cómo va a investigar el actor dentro de este límite para construir la situación dramática y cuáles son las herramientas para realizar esta construcción.

¿Qué herramientas brinda el teatro para la vida? 
Yo siento que todo lo que uno hace con amor, con placer, disfrutando, compartiendo con otros, nutre tu vida y la de los demás. Esto sea preparar la comida para el resto de los acompañantes, de la familia, de los amigos como montar una obra de teatro. Es decir, el tema para mí es alivianar la contradicción, lo hago porque me da mucho placer hacerlo, porque me dan ganas de hacerlo y porque me pone muy feliz compartirlo con otros. El Teatro al ser una actividad tan social, ya desde su propia elaboración desde la necesidad del espectador para que el teatro exista, hace que sea mucho más nutritivo para más gente pero no me gusta centrar la especificidad de que el teatro cambia la vida de la gente. Yo creo que haciendo de todo nosotros podemos ir cambiando nuestra vida para que sea un poco mejor. 

¿Qué significa ser una buena actriz o un buen actor? 
Yo creo que lo primero es provocar la identificación, que el otro cuando ve mi trabajo deje de ver al actor, deje de ver a la actriz y pueda realmente estar participando de esta actitud espía. De esta actitud de: Estoy observando algo que quizás no debería estar observando porque pertenece a la vida de otro. Y ahí, observando esto me empiezan a suceder cosas. Me emociono, me enojo, me tenso, me sonrojo, me río, lloro. Todo eso que a mí me sucede como espectador me sucede porque hay un otro, hay un artista que me lo está provocando. Creo que cuando uno logra esa empatía, ese compartir a través de la identificación es cuando uno es un buen actor o buena actriz, cuando no se ven los hilos, cuando no lo veo trabajando cuando lo veo como un hecho real y pierdo la conciencia de la ficción. 

¿Qué significa para vos el Teatro Dislocador? 
El Teatro Dislocador me parece una maravilla. Yo soy de Buenos Aires y durante muchísimos años he recibido alumnos que vienen de las provincias a formarse, que después se quedan seducidos por la ciudad, se instalan porque te da posibilidades, porque hay trabajo, porque se puede ser actor y en las provincias no. Entonces cada vez que veo que alguien, si bien se viene a formar a Buenos Aires, se puede formar en su propia provincia por eso viajo tanto y lo elijo. Cada vez que uno comienza a trabajar en su propia ciudad, a generar, a compartir lo que aprendió, a descubrir los saberes de otros y a generar desarrollo teatral en su propio lugar de origen para mí es maravilloso. Si bien nos quejamos de esto de que Dios radica en Buenos Aires creo que también lo fomentamos, cada vez que uno empieza a hacer para seguir creciendo en el propio lugar es una forma de ir destruyendo esta estructura que venimos arrastrando hace tanto tiempo. El trabajo que ha hecho Ramiro de construir la sala, de montar la Escuela, de crecer día a día, de buscar más posibilidades, de propuestas me parece realmente algo admirable y me siento muy orgullosa porque pude verlo crecer desde el inicio.

¿Tenés algún consejo para jóvenes actores? 
No soy de dar consejos pero creo que lo único importante es escucharse. Escucharse y decir: “Bueno, si este es mi deseo y esto es lo que siento y siento que es por acá”, ir a fondo. Ir a fondo no implica me dedico al lumpenaje y vivo de la misericordia de otros porque quiero ser artista. No, si quiero ser artista buscaré cómo sustentar mi vida, cómo trabajar, cómo apoyar a otros. No en un capricho artístico sino en una decisión. Cuesta, cuesta muchísimo. Uno se choca con su ego, uno sufre por momentos y se angustia, como también lo disfruta, la pasa bien y conecta, ese momento de creación del actor es un momento único absolutamente intransferible. Yo no sabría cómo explicarlo pero creo que para aquellos que disfrutamos de eso es a no perdérselo. Creo que es el camino de la salud, de seguir haciendo cosas para poder seguir dando desde el lugar que a mí más placer me da y más satisfacción, que siento que estoy más capacitada para poder hacer. 

Débora está en la ciudad y en la cuenta regresiva para las clases en el Teatro Dislocador: "Con el grupo de avanzados vamos a ver cómo opera el Método T.I.A con Chéjov. Chéjov es un trabajo que me apasiona porque logra combinar el drama y el humor de una manera ejemplar y por eso se llama el maestro del realismo, fue el que más se asemejó a nuestra vida. El drama previo a Chéjov era dramón. Chéjov pinta nuestra vida, nuestra vida que es un drama y al mismo tiempo suceden cosas que nuestro propio drama nos termina dando risa. Entonces es un trabajo que implica una mirada muy particular y un hilo muy finito del actor para poder investigarlo y no caer en la tragedia, poder encontrar este manejo de la situación cómica como del drama en su conjunto. Con los principiantes voy a trabajar más con lo que es la introducción al Método, que si bien Ramiro viene trabajando hace un montón, voy a darles una clase yo para ir viendo cómo entrar a trabajar desde el cuerpo y la relación que implica la contradicción. Además de disfrutar de Comodoro".

#EscritosImpacientes en Oquio


Los últimos posts tienen que ver con el libro, este blog se está volviendo monotemático y por ende medio embole pero ya la corto. Disculpen, necesitaba compartir todas las presentaciones y no tuve mucho tiempo como para hablar de otras cosas. Eso cambiará porque, por el momento, no tengo más fechas hasta octubre. El domingo pasado volvimos de La Plata, viajamos para presentar Escritos Impacientes y estuvo hermoso. Agotador pero hermoso. Acarreamos libros a Clarín, Télam, Página/12, a cuanto medio, editor y periodista se mostrara interesado. Visitamos familia, amigos además de trabajo y reuniones.
Marina se encargó de todo. De la fecha, del lugar, de las bebidas, de la onda. BATEA estuvo presente, con obras en venta de talentosísimos fotógrafos. Me acompañó Míster e, intervalo mediante, tocó tres canciones. También tuvimos un pequeño pero muy intenso show espontáneo de Diego Martez. Músicos y personas increíbles. Charlamos muchísimo y la pasamos genial. Después la seguimos en Cruel Barra Morfi hasta tarde. Estoy muy agradecida con todos por haber hecho de esta una noche para poner en loop. 

 COSAS PARA CLICKEAR 
Para conocer más de Oquio Estudio, el trabajo y el espacio click acá
Para chusmear más de BATEA click acá
Para escuchar a Mister en Las Armas Bs. As. click acá
Para darle play al último disco de Diego Martes que es un total click acá
Para leer la entrevista de Diario Contexto click acá.
Para chusmear la de Título Uno click acá.
Para ver la mención en Séptimo Día de Diario El Día click acá
Para escuchar la charla con Seba Lino y Juli Celle en Tren para pocos click acá
Para ver el punto de venta en City Bell click acá SPOILER ALERT Es muy hermoso.

Ph. Paula Heid.

#EscritosImpacientes en La Plata

Ph. Marina Villanueva.

Anoche fui al reci de Loquero, me acosté como a las 5 am y me levanté relativamente temprano para trabajar aunque sea un poco. Todo eso para decir que no esperen mucho de este post. Después de la presentación de #EscritosImpacientes -decidí nombrarlo así y chau- en La Feria Internacional del Libro de Comodoro Rivadavia -ver post acá-, nos vamos a La Plata. El viernes llevamos el libro a Oquio Estudio, y va a estar buenísimo porque cierre Mister de Las Armas Bs. As., autor del prólogo y queridísimo amigo. Lo más lindo de todo, ver gente que extraño mucho desde que paso más tiempo acá que allá. Una linda excusa para charlar y brindar. 
Pueden leer la nota en titulouno.com acá.