¿Por qué comprar en Ferias Americanas?

Empecé a comprar en Ferias Americanas a los 18 años. Una compañera de la uni me contó que existía un lugar en Comodoro que vendía ropa italiana a $5, $10, $20 y $40, que ahí se encontraban cosas bizarrísimas como babuchas de cuero, que todo estaba en perfecto estado menos algunos sweaters pero que con pasarle la maquinita de afeitar zafaba. Un día fuimos, miramos por horas y me llevé 3 sweaters largos, anchos y un sobre de charol por $80. A partir de ese momento volví cada tanto, sola, con amigas, como fuera. Sigo usando las prendas y la cartera es una de mis favoritas. Después de años sigo sosteniendo, es una excelente opción en todo momento -no sólo ahora que el país se nos está yendo un poco al carajo-.  Vamos a la experiencia ¿Por qué comprar en Ferias Americanas?
  • Es sustentable, por año se tiran a la basura toneladas de prendas en buen estado para fabricar otras toneladas. Cuando una ya no gusta, no queda o no se usa más, lo mejor es que siga su curso y que alguien más la aproveche. Como dice el dicho, One man's trash is another man's treasure. 
  • Es divertido, cuando voy a una Feria Americana me paso horas chusmeando los estantes, las pilas y los percheros. Hace dos semanas pasé por Juan Pérez y me quedé toda la tarde hasta que un vendedor muy amablemente me dijo que ya tenían que cerrar. En otros comercios eso no se puede hacer, es mirar, probarse, comprar en menos de media hora y listo. Además, nadie te pregunta si te puede ayudar en algo con cara de comprá o andate.
  • Es barato, o más barato. Depende de la Feria, algunas venden marcas o diseñadores y cuesta un poquito más pero siempre el precio es muy bueno. Por ejemplo, en El Guardarropas me compré un tapado hermoso de Paula Cahen D'Anvers que me llega a la rodilla -mido 1,78- a $600 y la última vez en Juan Pérez, un blazer Escada vintage, un cinturón de cuero y una carterita simpática para usar de portacosméticos -o quien sabe- a $510 total. 
  • Es de buena calidad, por lo general en las ferias, uno encuentra prendas que tienen varios años o tiempo de uso y está en excelentes condiciones. Si no se rompió, rajó, descosió hasta ese momento, a menos que le pases con una topadora, no le va a pasar ahora. Nada de fast fashion. 
  • Es diferente, no es un local con quinientas prendas todas iguales. De cada cosa hay una sola y en un solo talle. Si no te queda, no te queda pero algo para cada tipo de cuerpo siempre hay. Como dije, a mí me encantan los sweaters anchos y largos, siempre consigo. Las Ferias Americanas son ideales para conseguir prendas con impronta única que no se consiguen en ningún otro lugar. En vez de volvernos locos comprando lo último que sale, estos espacios nos desafían para encontrar nuestro estilo y usar lo que realmente tenemos ganas.
En el 2010 hice un listadito de las mejores Ferias Americanas de Patagonia con representantes de Comodoro, Bariloche, San Martín de Los Andes y Neuquén. No sé cuántas seguirán vigentes -#lapeorperiodistadelmundo- pero pueden leer acá. En Buenos Aires recomiendo Juán Pérez Vintage -en Marcelo T. De Alvear 1355 y amoamoamo-, pueden conseguir prendas, piezas y calzado de diseñador y el Galpón de Ropa -Loyola esquina Serrano-. En La Plata, El Guardarropas -pedir dire por inbox, también pueden comprar online-, Cocoliche, ropa con otra oportunidad -Diagonal 77 entre 11 y 41-  y Calzón Chino -Diagonal 74 casi 45-. Si conocen alguno más o quieren recomendar, pasen la data que seguro hay más que no conozco y están buenísimas -#lapeorperiodistadelmundoreloaded-. 

1) El sábado fui a ver a Peces Raros a Milton # Lugar (estuvo tremendo) y me puse este sweater de hombre que compré en Juan Pérez. Pareciera que estoy flasheando mística pero en realidad sólo salí con los ojos cerrados. Genio Zanarenco. 2) Para el Lollapalooza del año pasado me puse esta camisa de una feria que encontramos por Palermo y nunca más supe donde quedaba. Recién me doy cuenta de que se me ve el ombligo :O 3) El sobre de charol amado del que hablé más arriba, se me rompió y lo arreglé con un cosito del llavero 4) El sweater rojo al que siempre le quiero cambiar los botones, lo compré en Comodoro cuando hice la nota de Ferias Americanas.  

4 comentarios:

Victoria Lorenzo dijo...

Muy bueno!!! Usar lo que realmente tenemos ganas y no lo que esta a la moda. Vaya desafío! !!!

Flor Nieto dijo...

Es un desafío pero también es más divertido y libre que andar corriendo detrás de cada tendencia cada temporada. Besos bella!

Vanes dijo...

me encanta, yo igual tengo ropa compradas en ferias garage y en exelente estado por $30, sabes si esa feria de ropa Italiana sigue estando? y en donde?

Florencia Ortega dijo...

vintage affaire, buscala en facebook, todos los meses hacen una gran feria con la mejor seleccion vintage!