Twittear es gratis III

Fuimos a Milton # Lugar y un chico me chocó los 5 y me dio Rocklets, eso no me pasaba desde los 4 años. Voy a ir más seguido.
Chocolate caliente. Cama. Sábado a la noche. Tercera edad.
Tengo tantas cosas que hacer que me sorprende que todavía no me haya puesto a llorar.
No importa si es tu novio, tu ex, el chico que te gusta, fuiste a su casa o estás en la tuya. Siempre podés decir que no. Y NO es NO.
Joey Ramone personifica todo lo que está bien en el mundo.
Menos mal que no fui adolescente en tiempos de Instagram, no hubiese sobrevivido.
Están haciendo tazas con la nariz de Damon Albarn, cuánta falopa y no es mía.
Singular es mejor en plural.
Trabajo un viernes a la noche para no indignarme, para saber que por lo menos estoy haciendo algo.
Charlando sobre Alex Turner con pelo largo. Yo: "Menos mal que ya no tiene que ser mi novio" Amigo: "Te iba a dar vergüenza llevarlo a Masse".
Anoche soñé con arañas, siempre sueño con arañas.
Chiquitas, medianas y grandes. Nunca me pican, nunca las mato, se quedan ahí mirándome o flotan arriba mio en hilos plateados.
Uno es tranquilo hasta que se cansa.
Con mi papá nos mandamos audios de whatsapp haciendo el sonido del hipogrifo de Harry Potter. Ojalá nunca se nos pase.
Lo malo de volver al gym, volver a estar en contacto con música que ni a palos y yoyoyo le paré el taxi yoyoyoyo yo le paré el taxi.
Estoy re copada con la correspondencia de Capote y ahora en cada mail flasheo carta. No me escriban por las dudas.
Mis vacaciones son días de trabajo con permiso para siesta.
A veces uno tira pelotazos, otras toca atajarlos. La vida.
"Soy de escorpio con ascendente en leo" como excusa para todo.
"Vos sos la periodista, no? Sí, vos sos la periodista. Estabas tomando whisky en Pamplona" me dijeron hoy en Pura Vida. Sí.
Tenía ganas de caminar así que fui de Plaza Italia a Plaza Rocha a Plaza Italia a Parque Saavedra a Plaza Italia. Forrest Gump La Plata.
"Una Harry Porter por favor" le dijo mi papá a la moza de Antares.
"Antes muerta que pretenciosa" y otras conversaciones.
Yo quería creer que habíamos avanzado lo suficiente como sociedad como para que ya no importara Tinelli pero se ve que no. 
Tendría que tener un botón de Reset para mandarme a dormir cuando estoy insoportable.
Yo no quiero ser insoportable pero a veces me sale. 
Hoy poncho arriba de sweater arriba de remera arriba de camiseta. Ahora 4 frazadas, acolchado y bolsa de dormir. Casi más tela que persona. 
Iría a dormir pero me puse un vestido así que...
Nunca no me estoy haciendo mierda con algo. 
Soy amable, no boluda.
Algunos papelones valen la pena.
Tengo la sonrisa fácil.
A veces uno cocina de verdad, otras sólo le pone salsa Teriyaki a las zanahorias. 
"Que vos me digas que no te bancás los tacos es como que yo te diga que no me banco el porro" me dijo un amigo. Acertado. Lo quiero mucho. 
En el edificio se cortó el agua y me estoy cepillando los dientes con agua mineral. Me siento re Ricky Fort Maiameeee.
Qué aburrido sería tomarse todo en serio siempre.
Hacer bien hace bien. 
A veces uno tiene las cosas tan cerca que ni las ve.
Qué significa soñar con Julian Casablancas Yahoo Answers. 
Somos un montón de personas esperando a que venga el Plaza para volver a La Plata. Así empiezan los apocalipsis zombies.
Siempre pienso que más adelante voy a tener tiempo para hacer las cosas con tiempo. Spoiler Alert: No. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te cuento un secreto? Después de tener un día largo entre clases, apuntes y fórmulas químicas que armar, de pelearme con mi hna quien cocina, de salir a correr para sentir el viento, truco, sureño, en fin...leo tus post y de fondo the strokes.Una vez más, no dejes de escribir. Abrazo sureño!

Flor Nieto dijo...

Que lindo lo que decís -no había probado salir a correr para sentir el viento, es muy buena-, muchas gracias por eso y por el comentario. Abrazo sureño!
PD: no te pelees con tu pobre hermana! jaja hagan turnos o definan algo (vivo con mis dos hermanos y casi nunca cocino, pero limpio el depto todos los domingos y con eso me excuso! jaja)

Aragog dijo...

Se cuenta que un día el Buda se paseaba por los Cielos, a orillas del Lago de la Flor de Loto. En las profundidades de ese lago, Buda podía ver el Naraka (el infierno). Ese día observó a un hombre llamado Kantaka quien muerto unos días antes, luchaba y sufría en este infierno. Buda, lleno de compasión, quería ayudar a todos aquellos que, a pesar de haber caído en el infierno, habían hecho una buena acción en su vida.

Kantaka había sido un ladrón y había llevado una vida depravada. Por eso se encontraba en el Naraka. Sin embargo una vez, había actuado generosamente: un día que daba un paseo, vio una gran araña y tuvo el deseo de aplastarla, pero detuvo su gesto, pensando súbitamente que podía ayudarla; la dejó con vida y continuó su camino.

Buda vio en esta acción generosa un buen espíritu y tuvo deseo de ayudarle. Por eso arrojó a las profundidades del lago un hilo de araña largo que llegó hasta los infiernos, hasta Kantaka.

Kantaka miró este nuevo objeto y constató que era una cuerda de plata muy fuerte. Pero no quiso creerlo y se dijo que sería sin lugar a dudas un hilo de araña que pendía y que sería poco probable subir por él. Pero como deseaba ardientemente salir de Naraka, intentaría el todo por el todo. Se aferró al hilo pensando que la escalada sería muy peligrosa ya que el hilo podría romperse de un momento a otro. Pero comenzó a subir, a subir, ayudándose con los pies y con las manos, haciendo grandes esfuerzos para no resbalar.

La escalada era larga. Cuando llegó a la mitad quiso mirar hacia abajo, a los infiernos, ya que seguramente estaría ya muy lejos. Arriba veía la luz y sólo deseaba llegar a ella. Inclinándose hacia abajo para mirar por última vez uno una multitud de gentes que subía tras él en una cadena ininterrumpida desde las grandes profundidades de los infiernos. El pánico se apoderó de él: esta cuerda era lo bastante sólida justo para él; pero ante el peso de estos centenares de personas que subían por ella, seguramente cedería ¡y todos se encontrarían de nuevo en el infierno!

- ¡Qué mala suerte! ¡Esa gente debería quedarse en el infierno! ¿Por qué tienen que seguirme? —maldijo contra ellos.

En ese momento preciso, el hilo cedió muy exactamente a la altura de las manos de Kantaka y todos cayeron en las profundidades tenebrosas del lago. Al mismo tiempo, el sol de mediodía resplandecía sobre el lago por cuya orilla se paseaba el Buda.

Anónimo dijo...

.