London Baby: Breton LABS

Hablemos de los hechos en cadena. Cosas que pasan porque otras cosas pasan, movimiento que genera energía que genera más movimiento y así para siempre. Hace unos días escribí en Twitter que me quería casar con la discografía de @bretonLABS (porque así es) y recién me llegó una notificación de que me empezaron a seguir. Ustedes dirán "¿Y qué? No significa nada, es sólo Twitter" pero para mí sí es gran cosa porque amo lo que hacen y déjenme ser fan por un rato che. Entonces, quise continuar con las cosas que generan cosas, hacer un post contando acerca de la banda y por qué me gusta tanto.

El verano pasado empecé a escuchar Breton con Other people's problems y me entusiasmé un día de semana a las tres de la mañana cuando me llegó el mail de Spotify anunciando que ya se podía escuchar War Room Stories. Es un colectivo-banda londinense que comenzó a lanzar EPs hasta su primer disco en 2012 y su segundo en el 2014. Se llaman así por el artista al que le gustaba ponerse miel en el pecho para ver cómo las abejas se enredaban y también ver la tele al revés. Claro, André Breton. Leí que son Roman Rappak en voces y guitarras, Daniel Mcllvenny en bajo, Adam Aiger en batería, Ian Patterson en beats y Ryan McClarnon en visuales pero los he visto a todos hacer un poco de todo así que no sé. Tanto Other people's problems como War Room Stories me parecen dos discazos. Andan por Francia, Inglaterra, Alemania, Suiza, Polonia, Bélgica.

QUÉ ME ENCANTA
-De lo micro a lo macro: los planos sonoros, los detalles, beats, las líneas melódicas. Los elementos conjugan un todo realmente novedoso. No es ligero ni simple pero sí de fácil escucha.
-No tengo idea qué hacen. Rock alternativo, rock electrónico, electro-rock multimedia. No sé dónde, cómo ni cuándo podría encasillarlos en un género. Mis cosas favoritas son aquellas que casi no puedo describir.
-Los discos. En parte como dice Simon Reynolds, estoy perdida en el shuffle. Mi consumo musical consiste en -salvo raras ocasiones- picar un poco de cada cosa. No colecciono discos y los únicos formatos físicos que me mueven son los independientes. A menos que esté trabajando: Dame digital, de buen sonido y las canciones que tengo ganas de escuchar. Lo que me pasa con Breton es que el play con gusto es de la primera canción a la última.
-La voz de Roman Rappak y lo que canta. Oh, las letras.
-Todo menos que no tocan por acá.


WEB    FACEBOOK    TWITTER    YOUTUBE    SPOTIFY

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Flor, no conocia esta banda, la escuche y me gusto! besos!