Rock-à-Porter: Keith Richards

El violero de los Rolling Stones presume siempre haber cortado su propio cabello. Sin peluqueros ni estilistas. Desparejo, a los tijeretazos caprichosos. El único cambio de imagen que comentó fue hacerse unos arreglos dentales en Suiza, nada más. Al violero de los Rolling Stones no le interesan las marcas ni los diseñadores. Exclusivas o genéricas, su truco es apropiarse de las prendas y combinarlas de tal forma que sólo tienen sentido juntas. Todo eso sin esfuerzo. Skinny jeans, pañuelos en la cabeza, accesorios de plata, bufandas o mascadas, trajes de acorde a la ocasión pero accesorizados a lo rockstar. Capas de telas lisas, estampadas o coloridas. Buen Gusto, siempre. Keith Richards puede pasar por toda escala cromática, combinación chillona, estampa o total black sin perder el estilo. Leer más en UltraBrit

No hay comentarios: