En Contraste

Proporciones y corrientes de aire. Pensó que todo se trataba de proporciones y corrientes de aire. Miró al vacío, llamó al silencio y no tuvo suerte. Se sentó al lado de la ventana, esperó. Cada vez se encontraban menos. En parte era un alivio porque cuando aparecía sentía una presión en el pecho y no sabía qué hacer. A veces le susurraba por la calle de camino a casa. Otras, durante viajes largos y habitaciones de hoteles.
"Hoy sí podemos hablar de todo lo que perdimos en el camino" dijo desde la sombra con los ojos vidriosos. Sacó un espejito de su cartera y máscara para pestañas. Las repasó entre aleteos pensando que, quizás, si lo hacía bien, se la llevarían volando. Pero todavía no funcionaban así. Minutos antes, había recordado que una de sus primeras palabras fue "sola" y no pudo contener el llanto. Sucedió de la nada y en la nada quedó la sensación de que quizás se conocía mejor al año y medio que a los veintitantos.
-Bueno, te escucho. 
-Dije muchas cosas estúpidas en mi vida pero recuerdo la que me salió peor. Esa noche habíamos peleado, no me acuerdo demasiado por qué. No creo que realmente haya mucho por qué pelear en general, la mayor parte del tiempo uno lo hace de aburrido. Es lo que pienso ahora porque no peleo, en ese momento no era así. Es gracioso, y no, no saber bien lo que pasa hasta que pasa el tiempo y ya no se puede hacer nada al respecto. Diría que así se aprende pero la verdad es que tampoco existen dos situaciones iguales así que muchas son sólo experiencias que pueden servir pero que todavía no se sabe muy bien para qué. Bueno, estábamos en su auto y él me dijo que se quería tomar un tiempo. Un tiempo, eufemismos imbéciles si los hay. A mí me parece que es sí o no, si es no sé es no, la palabra está ahí: no. Yo le respondí: "Sí, claro, podemos pero no te conviene. La primera semana me va a doler muchísimo. La segunda un poco menos. La tercera ya casi no y al mes chau". Me salió bastante mal porque me cortó y  no tardó cuatro semanas, tardó cuatro años. Patético, sí, pero aprendí a olvidar. 
-¿Cómo?
-Empezás de nuevo y no mirás hacia atrás. Si algo suena fácil y simple es porque probablemente de alguna manera lo sea. No digo de todas, pero las cosas tienen más de una forma. Empezás de nuevo y no mirás hacia atrás. O sí, pero sólo para comprobar la distancia o saber de dónde venís, no para llorar. O sí, pero un rato, está bien llorar por un rato y después seguís con lo que tenés que hacer. Mientras menos mires hacia atrás mejor. Te acostumbrás, podés empezar de nuevo varias veces. Inclusive vivir varias vidas en una.
-¿Cuántas?
-Las que quieras.
-¿Y qué querés ser ahora?
-Lo que quieras. 

7 comentarios:

Ferchuxx dijo...

La mente humana es algo que lleva miles de años desarrollandose y aun asi no conocemos bien como funciona.. Creo que cada persona que llega a tu vida tiene un tiempo 'predeterminado' para darte esas vivencias justas y luego se va, let it be decía un genio y es eso lo que debemos hacer, pero es la parte mas difícil. Dejar y perdonar es lo que te hace mas fuerte, porque si no lo dejas perder energías en algo que no tiene sentido...

Flor Nieto dijo...

Hola Ferchuuu! Gracias por leer y comentar :) También es importante ponerse de acuerdo con uno mismo, pero qué lindo es cerrar etapas. Besote!

Anónimo dijo...

Sos tan hermosa que no se puede creer

Ferchuxx dijo...

De nada Flor! Siempre dejas algo para pensar en tus notas.. :)

Fe de erratas: "... porque si no lo dejas ES perder energías..." xD

Anónimo dijo...

De estas cosas te queremos leer hablar, no de superficialidades. Por más notas como esta.

Flor Nieto dijo...

Muchas gracias, me gustan algunas superficialidades pero haré caso y habrán más posts como este.
Beso :)

Joana Manno Villordo dijo...

Me encanta leer estos post tuyos porque es como leer tu alma .
Nunca nos dejamos de descubrir , eso es lo hermoso de la vida . El todo esta dividido en escenas.cerras una etapa ,empezas otra , buena o mala no importa , al fin al cabo esta también se va a cerrar para darle paso a la siguiente! ♥.