The Otherness en 5 canciones


The Otherness sigue girando por Inglaterra, anuncia novedades y un récord. El viernes la banda celebró su show #100 en Londres y, según los conteos oficiales, se trata de la primera de Latinoamérica en cumplir semejante cantidad. También estrenaron el lyric video de Give That Face Back To The Dog en colaboración con Rafael Chehín Tak en arte y Gonzalo Saller en animación. Entre tanto por acá y tanto por allá, les pedimos que se cuenten en canciones.

 The Rondabout/You can Turn me on 
Martín: "The Roundabout" trata sobre las vueltas de la vida. Las propias y las ajenas. Por eso “La Rotonda” como símbolo de nuestros rodeos para vivir y expresarnos. Es necesario dar tantas vueltas para aceptar las cosas, para decir qué sentimos, qué queremos, hacia dónde vamos? El amor no llega ni se espera. Se construye. La realidad del mundo gira en torno a 2 días: uno a favor tuyo y el otro en tu contra. Cuando gire a tu favor, no hay que dejarse atrapar por la vanidad. Cuando gire en tu contra, no hay que dejarse atrapar por la desesperación. Ambos están compuestos de circunstancias efímeras... "yendo de arriba abajo por la rotonda". "You can turn me on", por otro lado, es una canción de rock con tres partes bien diferenciadas en términos de armonía y dinámica. La letra es sobre una fiesta lujuriosa y excéntrica donde misteriosamente también se encuentra Bob Dylan.
Gonzalo: En "You can turn me on" buscamos un sonido más ligado al soul. Con bastante contrapunto rítmico y tres partes bien diferentes con beats distintos para cada momento de la canción, que buscan atravesar diferentes matices de la música soul y el R&B. La historia de la letra se sitúa en un fiesta donde el protagonista experimenta diferentes sensaciones al momento de acercarse a una chica que le resulta atractiva.
 Give That Face Back to the Dog/Quarter to Nine 
Martín puntea con o sin guitarra. Desmenuza la canción en oraciones precisas e imprescindibles, va por parte:

  • Dog (perro) es anagrama y palíndromo de God (Dios). Los grandes actos de la humanidad tienen motivaciones espirituales y los crímenes más atroces fueron hechos en nombre de la religión o el fanatismo.
  • Querer ser alguien o algo que no sos…¿para qué? Ni en nombre de la obediencia ni en nombre de la divinidad. Ni para ser aceptado ni para ser compatible. Eso nunca funciona realmente. Tampoco hacer lo que no te representa ni te identifica… ¿para qué? Da la cara. Enfrenta la realidad, hace-la tuya.
  • Depositar tus sueños, esperanzas y deseos en un “más allá” es absurdo. Hay que vivir en el aquí y el ahora. Eso es lo que te pasa.
  • Somos nuestras elecciones y nuestras acciones nos definen. Es un cliché existencialista pero así vivimos nuestro amor por la música. En cuanto al dinero, generalmente está mal canalizado y pésimamente distribuido, con eso en mente, hay que saber desplazarlo del eje de las relaciones humanas y las interacciones sociales.
  • Desafiar a la autoridad que es injusta en el poder de los ricos y todo lo establecido por la fuerza material, es valioso socialmente y romántico, como Robin Hood.
  • Cuando tomás consciencia de tu libertad y las múltiples opciones para forjar tu destino, no tiene sentido rendirse. Nota al pie: la velocidad del tren referida en la canción es la que luego del impacto con un cuerpo humano asegura la muerte (según The Sunset Limited de Cormac McCarthy).
  • Hay que hacerse cargo de la responsabilidad que conlleva la libertad.
  • No dar la cara es propio de cobardes. Sea tu máscara el rostro de dios o el de un perro, lo que en verdad queremos es ver tu propia cara.
Se le suma Gonza, siguen juntos:
  • La canción “About a quarter to nine” en el famoso musical de Broadway “42nd Street” tiene un verso que dice “desde la mañana hasta el crepúsculo, no sé si estoy vivo; sin embargo, sé que el amor comienza 8:45”.
  • Cuando escribimos la canción, no teníamos presente este musical.
  • El tiempo es la verdadera riqueza del hombre, la puntualidad es pariente del respeto.
  • Las mujeres que visitan a sus parejas en prisión tienen que pasar por un riguroso control para demostrar que no llevan nada consigo, eso es: desnudarse, levantarse el corpiño, bajarse la bombacha, revisión médica y toma de huellas digitales, además de viajar esposadas junto a guardias que incluso revisan la comida que le llevan al preso.
  • La requisa es un incordio, por eso imaginamos que la cita entre los personajes de la letra, esta vez, iba a tener lugar fuera de la cárcel. Lo que le da una dimensión emocionante y conflictiva al encuentro.
  • Las visitas conyugales están previstas en la Ley de Ejecución Penal, como son quincenales, nos gustó el detalle de los 15 minutos para la letra.
  • El histeriqueo es prescindible.
  • La gente no se muere por no tener sexo, se muere por no tener amor.

 Likeable 
Nico: "Una mezcla de Nirvana y los Beatles" eso fue lo que pensé mientras me aprendía esta canción para grabar el último EP. Las melodías vocales son atravesadas por una guitarra distorsionada, logrando así una mezcla rara pero eficaz de dos estilos distintos.
Martín: Hay que aprender a valorar a la gente por cómo es y lo que hace; y no porque nos parece atractiva o se parece a nosotros.


 Baby, there's more than that 
Gonzalo: "Baby there's more than that" es un canción de rock & roll clásica. Su construcción rítmica y melódica están basadas en los conceptos típicos del género. Nos gustó el desafío de poder lograr un sonido clásico pero no retro y con un twist en el puente que genere un break de estilo. La letra trata sobre un chico que está cansado del tedio de un trabajo que no lo satisface y cómo eso influye en una relación con una chica.

 In The Attic 
Pablo: El proceso de grabación fue similar a los que siempre tuvimos pero no veníamos habituados a grabar y mezclar en apenas 2 sesiones. Si bien volvimos a grabar 2 canciones (What we share y Likeable), podemos decir que "In the Attic" fue más ambicioso ya que la canción tiene un sonido y una producción diferente de todo lo que hemos interpretado antes. La base de batería tiene un groove asociado al hip hop pero es más pesado ya que a lo largo de la canción desarrolla varios elementos del rock. Es una canción para mover la cabeza mientras tocás, un movimiento como el de perrito de tachero.