Tigres en la Lluvia - La aventura de Invisible en El Jardín de los Presentes


¿Conocen El Espacio? Si aman los libros, la literatura y viven en La Plata -o están de paso-, es una parada necesaria. Es un lugar precioso donde siempre hay algo para hacer, algo interesante para leer, algo rico para comer y algo frío para compartir. Mañana, en la terraza, Martín E. Graziano -periodista y escritor- presenta Tigres en la Lluvia - La aventura de Invisible en El Jardín de los Presentes. Los invitados: Oscar Jalil y Martín Rodríguez. Ezequiel Borra musicalizará la velada con un set a medida. 

 SINOPSIS 
En la tarde del 24 de mayo de 1976, el cuarteto Invisible ingresó a los estudios CBS de la calle Paraguay al 1500 para grabar su tercer long play. Hacia fin de año el grupo no existía más. 
Si Invisible es tal vez la banda más valorada en la carrera de Spinetta, El Jardín de los Presentes es su punto culminante de su breve pero intensa discografía. En ocho canciones (muchas de ellas devenidas en clásicos de la música local), Spinetta condensa una parte de su cosmogonía y sienta las bases de su futuro inmediato como solista y al frente de Jade. 
Martín Graziano reconstruye con notable pericia periodística y melómana todos los episodios que atravesaron la gestación y el impacto de la aparición de El jardín de los presentes a fines de 1976. Un minúsculo pero definitivo período de tiempo en el que Luis Alberto Spinetta, Carlos Machi Rufino, Héctor Pomo Lorenzo y Tomás Gubistch grabaron y publicaron un disco clave para la música popular argentina del último medio siglo. 
El volumen, además, tiene el orgullo de incluir la primera publicación de cuatro fotografías de Invisible sobre el escenario del Luna Park el 10 diciembre de 1976.
Tigres en la Lluvia forma parte de Colección Vademécum, la serie que se propone dedicar cada libro a un disco clave de la música rioplatense. El año pasado inauguró la saga Martín Zariello (aka Il Corvino), con No bombardeen Barrio Norte: su libro dedicado a Yendo de la cama al living.

Aviso, invito, porque jamás tendremos suficientes libros de rock ni momentos para hablar al respecto. 

No hay comentarios: