Charli XCX: “Quiero que la música pop sea real”*


Irreverente, Charli XCX avanza a paso firme en una Industria en la que se mata o se muere. Dice que lo único que quiere hacer es escribir buenas canciones y con ellas, cambiar la escena musical.
Una gargantilla de plástico de los ‘90, labial rouge furioso, miniaturas de moñitos rosados de fantasía, tijeras afiladas, delineador negro y un cuchillo enmarcan en una fotografía el primer disco de Charli XCX, Sucker. Y parece bastante acertado.
Charli XCX era el nombre que usaba Charlotte Aitchison en el MSN y cuando grabó su primer disco a los 14 años decidió adoptarlo como nombre artístico, le sonaba a Kiss Charli Kiss. Sus primeros recitales fueron en raves ilegales a los que iba acompañada por sus papás, después paró y retomó tres años después con los singles Stay Away y Nuclear Seasons, elogiados por Pitchfork. Su primer hit masivo fue  I Love It -cedido al dúo sueco Icona Pop- coronado por Hannah, el personaje de Lena Dunham en Girls, bailando sin corpiño en una fiesta a mitad de semana luego de varias esnifadas de cocaína.
Charli XCX está en Oslo. Acaba de terminar de telonear la instancia europea de The Prismatic World Tour para Katy Perry. Cuenta que estuvo genial, muy divertido, que la pasó muy bien y le encantó la onda del público. Después de un show así, se sube al bus de gira y se enfiesta un poco: “Tomamos champagne, vodka o gin y nos vamos a dormir”. A menos que tenga resaca, dice que la resaca es la única razón por la que se acuesta temprano.  
Charli escribe muchas canciones. Algunas hits, otras no tanto. Voz y puño de Boom Clap, melodía que millones de personas quedaron tarareando luego de la lacrimosa película basada en el best seller de John Green, The Fault In Our Stars. Co-escribió Fancy con Iggy Azalea y con su video homenaje a Clueless se consagró la vuelta de la moda de los ‘90 a la calle. Se inspiró en Thelma & Louise Kitsch para filmar Doing It junto a Rita Ora. Charli también es una fashion icon, pero no se lo toma muy en serio.
Originalmente escribiste Boom Clap para Hillary Duff ¿Cómo fue el momento de decir “Voy a cantarla yo”?
Sí...escuché que Hillary Duff estaba grabando un disco nuevo, yo tenía esa canción y pensé que le quedaría bien. Se la enviamos a su gente y nos la devolvieron diciendo que no era adecuada, que no era lo suficiente genial para que ella la cantara. En el momento dije: “Bueno, la canto yo entonces”. Cuando salió ella se enteró y twitteó: “Me hubiese encantado tener esa canción, es maravillosa”.
Viajaste a Amsterdam para filmar el video, sabemos qué significa Amsterdam ¿Hiciste algo ahí que se pueda contar?
Fue increíble, encima estuvimos ahí una semana. Hice muchas cosas pero ninguna que se pueda contar en una entrevista -risas-.
¿Y viste The Fault In Our Stars?
De hecho lloré mucho durante toda la película.
Co-escribiste Fancy junto a Iggy Azalea en un video homenaje a Clueless. Iggy como Cher Horowitz y vos como Tai Frasier ¿Fue tu idea?
De hecho fue la idea de Iggy y fue una excelente decisión. Cuando filmo mis videos elijo yo, pero esta vez lo hizo ella y fue genial.
En Doing It junto a Rita Ora se las ve cantando muy divertidas con micrófonos de juguete ¿Cómo se conocieron?
Nos conocimos a través de Iggy en uno de sus shows y nos llevamos bien, después nos juntamos en Inglaterra y fue muy divertido. De verdad me gusta, es una chica genial y además muy talentosa. Escuchó la canción y le gustó así que la grabamos.
Estilo, música inclusive en Instagram. Claramente te encantan los ‘90 y hay muchas razones para hacerlo pero ¿Por qué?
Creo que es una era genial para la moda. Es como estúpida pero divertida y chic al mismo tiempo. Muchos de mis diseñadores favoritos tuvieron grandes momentos en los ‘90 como Versace y Chanel. Encuentro mucha inspiración para armar outfits e inclusive para lo que uso en los recitales. Me gusta mucho Britney Spears, The Spice Girls y todo esas cosas onda Girl Power.  También escribí una canción para Britney pero no quedó en el álbum final. Obviamente amo a Britney y si alguna vez escribo una canción para ella estaría super contenta.
¿Qué significa ser una popstar para vos? ¿Te sentís una popstar?
Sí, totalmente, pero desde otro ángulo. Pienso que siempre fui una outsider pero creo que de eso se trata también. Ser una popstar es ser una outsider. Y me gusta, es increíble poder crear arte y ver cómo tus ideas cobran vida. En eso reside la magia de ser creador también. Me siento como la misma persona que era antes de todo esto, que la situación puede haber cambiado pero tengo los pies en la tierra. Me siento una outsider y estoy segura de que alguna vez las cosas pueden cambiar. Pero no mi personalidad, siento que siempre voy a ser un tanto difícil de impresionar y fácil de aburrir -risas- pero no me molesta.
Algo que sucede mucho en el pop también es que muchos cantan cosas que otros escribieron ¿Qué pensás al respecto? ¿Te da lo mismo cantar algo que escribiste vos a cantar algo que otro escribió?
Me gusta escribir canciones para otros, ahí realmente no veo la diferencia. Yo sólo quiero escribir buenas canciones. Quiero cantar mis canciones y escribir para otros, quiero que siempre sea así. No canto canciones de otros, pero sí me gusta que otros canten las mias. Me encantan hacer música para otras personas, es increíble poder hacer eso y siempre intento ser yo misma cuando lo hago. Intento hacer lo mío, que es lo que quiere quien me pide que escriba.
Le dijiste a Grazia que querías cambiar la escena musical…
Sí.
¿Cómo?
Creo que ya está cambiando. Quiero escribir canciones que influencien la manera en la que la música es y todo lo que venga después. Quiero escribir canciones que se banquen los próximos veinte años, no sólo uno o menos.
¿Hacia dónde querés llegar con el pop?
Quiero que sea súper emocional. Quiero que la música pop sea real, quiero emociones. La música pop que logra eso ya es genial.
Charli XCX dice que quiere construir un imperio con su propia compañía discográfica, que quiere encontrar sus propios artistas. La canción que titula su disco Sucker es también la primera, dice mucho Fuck You y está dirigida a la parte cínica de la Industria Musical. Le gustan las letras tontas pero inteligentes y está segura de que Beyoncé puede llegarle más a una chica de 13 años que cualquier partido político u ONG. No sólo lo sabe, lo utiliza. A eso apunta, a eso va.



*Entrevista publicada en la primera edición de RockEnOn, 2016.

No hay comentarios: