Una chica y su bajo

Hace unas semanas robaron mi caja Soy tan gay. Pertenece a un cabezal y caja Nativo que compré barato a alguien que se mudaba a Cba y quería deshacerse de todo. Ni de los caros, ni de los mejores pero muy importante para mí. 
Pasó por varias manos hasta llegar a unas que lo reconocieron. Entonces, hoy lo tengo conmigo nuevamente. 

Nunca pensé que lo iba a recuperar pero está conmigo y me siento completa de nuevo. Empecé a tocar el bajo a los 16. Algunas cosas son para siempre y ésta es una de ellas. La música y el bajo es algo tan pero tan personal para mí que me cuesta horrores tocar en frente de gente o mostrar mis bases (en serio, soy y siempre fui un dolor)
A continuación pueden observar que, con la música, tengo pánico escénico (y también mi hermoso Soy tan gay). Intentaba pilotearla pero estaba muerta de miedo, tocar en vivo me da tanto terror que ni en pedo me van a ver sonriendo. En serio ni en pedo porque en este video estoy medio bastante. 


Dirán: "Pero boluda, desfilás". Y sí, pero empecé a desfilar para comprar las cosas del bajo. De hecho, me presenté para Miss Chubut porque me pagaban como un desfile normal (terminé ganando. Fue raro).  Estoy por recibirme de Licenciada en Comunicación Social, trabajo de eso y no me da vergüenza pasar vergüenza, pero la música es lo más personal que tengo y prefiero guardármela para mí. Sí puedo mostrarles.

Hasta lo llevo en la piel.
Kokopelli con un bajo ¿Qué mierda es Kokopelli? Click acá

Esto es lo que elegí de por vida. Tal vez recuperé ese ampli para hacerlo sonar más fuerte que nunca, en lugar de volumen mínimo cuando no hay nadie. Admitirlo, el primer paso. 


  



8 comentarios:

ANA dijo...

Buenas...qué loco pasar de casualidad por tu blog...sin conocerte personalmente, aunque acá mostrás gran parte de él...me sentí tan identificada con eso del pánico escénico, que tenía que escribirte; siempre amé la música...cantar sobre todo, y en oportunidades que he tenido de participar en una banda, siempre fué un intento fallido, me dije un día esto no es para mí o no sirvo para esto! pero comó? si amo cantar?! y decidí seguir haciendoló puertas adentro, aunque sin público ésta vez... igual me llena el alma!!! es como un tesoro muy personal, solo nuestro! Que más decirte, me parece muy interesante esto de poder compartir tus conocimientos, experiencias, tus gustos etc., con esa espontaneidad y humildad, que tienen muy pocas personas!!! Admirable! Te deseo muchos éxitos más! Tal vez lo que me impulsó a escribirte fueron ésas pequeñas similitudes de la vida que nos unen, aún sin conocernos!

Flor Nieto dijo...

Hola Ana! Muchas gracias por comentar! Cuando contaste lo de "No es para mí o no sirvo para esto" me sentí muy identificada, lo pensé muchísimas veces...más de las que se debería. Es muy cierto lo que decís, es un tesoro personal, un momento para uno mismo y de verdad que lleva el alma. Una banda es algo increíble, a mi siempre me copó mucho entonces me propuse vencer el pánico una clase de bajo a la vez :) veremos como va y sino, uno siempre tiene ese tesoro de universo personal. Gracias por las palabras tan lindas y éxitos para vos también! Si no nos conocemos espero que lo hagamos pronto :) un beso.

ANA dijo...

Bárbaro! si es así adelante! ojalá puedas vencerlo!!! Beso!

ANA dijo...

Hola Flor! ayer salió la mitad de mi mensaje, a veces la tecnología y yo no nos llevamos muy bien! jaja! disculpas! Gracias a vos por tomarte el tiempo de responderme!
Claro que estuviera bueno conocernos! te busco por facebook así estamos en contacto! Beso!

Flor Nieto dijo...

Jaja sucede!Gracias a vos por comentar y por tanta buena onda! Dale! Agregame :) Besote!

Guillermo Gomez dijo...

Desde hace poco comencé a leerte y me gusta lo que hacés.Contás lo que ves y lo hacés notar al momento de escribir,como si estuviera uno también ahí.Con vos,son dos personas que creo yo que logran éso.
Pasando al video de tu banda,está bueno.No te das una idea de los recuerdos que me trajo ver que era en sótano.Los pogos,las cervezas y los amigos que se vienen a la mente.Los pooles jugados,las bandas vistas y agitadas,y los de afuera,que luego de tocar,hacían su parada obligada por allí.En ése lugar conocí a la renga un invierno.

Flor Nieto dijo...

Hola Guillermi! Cómo estás? Muchas gracias por lo que decís, me parece muy lindo y me pone muy contenta. A mí me gustaba mucho ir al Sótano y todavía, es un espacio sumamente desprejuiciado en donde está todo bien con todos. Los pogos eran tremendos pero recuerdo uno de Dos Minutos en el que mi hermana se cayó de los hombros de un amigo, todos se movieron del centro y la ayudaron a levantarse. Un lugar copado y creo que lo sigue siendo. Beso grande y nos leemos :)

Guillermo Gomez dijo...

Soy un Sarmientino exiliado desde hace un par de años en Santiago por estudios.
Sótano fue el primer y único lugar que conocí con buena gente.Por temas de distancias,no podía viajar seguido los fines de semana por las noches.Pero de todas las veces que anduve,jamás hubo ni una mirada mala ni siquiera con la gente de seguridad.El tema de los pogos siempre es complicado en cualquier lugar pero ahí sí que te dabas y das cuenta de la calidad de gente que va a disfrutar como todo el mundo.Por lo general,los malos comentarios siempre proviene de la gente que no fue más de una vez.Sótano es un nido de Rock.
De a ratos,cuando tengo tiempo,estoy entrando a chusmear un rato todos tus trabajos.Son geniales las notas y las fotos ni te cuento.
Desde Santiago del Estero,a la espera de algo nuevo tuyo.Beso gigante Flor.