Como Malosetti


La primera vez que vi a Malosetti en vivo tenía 17 años. Fue en el tercer día del Festival de Jazz en Comodoro. Hace un año tocaba el bajo y salí del Teatro Español pensando que había sido el mejor recital que había visto en mi vida. Así empezó. Tenía una foto de Malosetti en mi carpeta del colegio, otra en la pared de mi habitación y un amigo me había conseguido su autógrafo. Quería tocar como Malosetti.

***
Se llama Brad Jaco. Brad por un personaje de Grounded for life y Jaco por Jaco Pastorius. Es un FAIM Jazz Bass del ‘74 que compré por $300 al hijo de un amigo de mis viejos que a su vez se lo había comprado a su profesor del conservatorio. Es de cuando FAIM no tenía maderas estacionadas y se las encargaba a Fender. Es fuerte, fuertísimo y muy pesado. Lo tengo desde el 29 de mayo del 2006. El primer tema que toqué fue Blitzkrieg Bop de los Ramones. Ese bajo siempre fue una de las cosas más importantes del mundo, pero en ese momento mi bajo era mi mundo. Cuando estaba triste, dormía con Brad Jaco, al otro día siempre me despertaba contracturada pero nunca sintiéndome sola. 

*** 
En el último año del colegio hice un curso de fotografía estenopeica. Me fascinaba la idea de poder transformar una caja de zapatos en una cámara y que no se necesitara más que luz. Después de revelar cuidadosamente todas las fotos en el cuarto oscuro, teníamos que organizar la exposición. La profesora preguntó si alguien tocaba algún instrumento para musicalizar y yo levanté la mano.  Nunca había tocado sola y no se me daba muy bien. Imaginé que, ante una situación así, Malosetti lo haría. Porque sí, porque es Malosetti. Y yo quería tocar como Malosetti. Compuse una canción que se llamaba Estenopio que hacía la sol la sol la y después re do re do re. A diferencia de Malosetti, yo no sabía muchas notas.
Llegué al SUM y probé sonido, el sonidista era un heavy metal cuarentón que me intentaba convencer de que Hermética era la mejor banda del mundo. Yo le decía que Dream Theater podía ser la mejor banda del mundo porque Portnoy la rompía, y Myung la rompía, y Petrucci la rompía, que Rudess la rompía aunque LaBrie no tanto. Me dijo que no, que no era, y siguió acomodando los cables. Yo misma ahora me diría que no. Flor del 2007, Dream Theater no es la mejor banda del mundo. 

*** 
-Mirá nena, corrimos la tarima, no nos dimos cuenta de que tu guitarra estaba apoyada y se nos cayó.
Cuando abrí el cierre, la primera clavija saltó siguiendo la línea del mástil. El tornillo que la sujetaba se había partido. No pude contener las lágrimas. Llamé a la única persona a la que podía llamar en una situación así, a mi compañerodebandaamigochicoquemegustabafuturoexnovio.
-Hacé como Malosetti- me dijo.
-¿Cómo como Malosetti?
-Claro, una vez estaba tocando y se le rompió la primera cuerda. Ahí, arriba del escenario, en frente de todos ¿Y sabés que hizo?
-No ¿Qué hizo?
-La corrió para un costado y siguió tocando con las otras tres.
Si yo quería tocar como Malosetti, tenía que hacer como Malosetti. Até la clavija y toqué igual. Hice la sol la sol la, después re do re do re y terminé con unas notas más que sonaron bastante mal. Todos aplaudieron porque cuando alguien termina de tocar se aplaude, sólo por eso.
Ni bien pude escaparme, me escapé y llevé el bajo a RD Instrumentos. Me conocían porque a veces iba a tomar mate y una vez me mandaron a comprar unas cosas que necesitaban al supermercado. Además, ahí conocí a mi profesor de bajo. Les conté lo que había pasado y se los dejé. Cuando lo pasé a buscar semanas más tarde e intenté pagar me dijeron: “Nena, te vimos tan mal cuando lo viniste a dejar que no te podemos cobrar”. 

*** 
Un día entrevisté a Malosetti. Entre las lecturas, videos y discos me acordé. Cierto que tenía su foto en mi carpeta del colegio. Cierto que quería tocar como él. Cierto que se me rompió el bajo, cierto que toqué igual y cierto que en RD no me quisieron cobrar por arreglármelo. Pero sospeché de algo. Tal vez mi compañerodebandaamigochicoquemegustabafuturoexnovio había inventado esa historia para hacerme sentir mejor o enseñarme algo. En el medio de la entrevista, hice un paréntesis y le conté la historia.
-Yo ya estaba en el baile. No me quedaba otra que hacerme el canchero y seguir tocando. Vos pobre, se te rompió antes de empezar la primer nota siquiera. La verdad no me acuerdo de ese caso puntual pero me pasó mil veces de romper cuerdas y seguir tocando. La única cagada es cuando eso pasa en el medio de un tema, cambia la tensión del instrumento y la afinación sufre mucho. No sólo te quedás con una cuerda menos, sino que te quedás todo desafinado.-dijo Malosetti.
-O sea que es verdad... -¿Vos pensabas que te lo decían como para que tomes valor y le des para adelante con lo que había? Y a vos se te rompió la clavija, no se te rompió la cuerda, no podías cambiarla en el momento por otra. Bueno, la próxima me avisás y te presto un bajo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Malosetti es un idolo y vos sos hermosa, me encanta como escribis.

Anónimo dijo...

"Todos aplaudieron porque cuando alguien termina de tocar se aplaude, sólo por eso" jajaja te quiero

Anónimo dijo...

Siempre salis adelante.

Flor Nieto dijo...

Gracias :)

Anónimo dijo...

Generally I do not learn post on blogs, but I would like to say that this
write-up very pressured me to try and do so! Your writing style has
been surprised me. Thanks, quite nice post.

Here is my blog post :: replacement parts

Anónimo dijo...

te leo y solo puedo decirte esto: SOS MAGIA SUREÑA FLOR gracias por compartir estos momentos que como lo describís, parece como si fueran de todos y que cada uno se sienta identificado.