(Un poco de) Comodoro


(Roberto G. | Dobby, Luna & Chastagner | Desarmar el bolso | Parada de bondi | Vista del cuarto piso de la UNPSJB | Recital de Rata Blanca en el Socios | Selfie con Caro | Compras para el sushi y antojito de mamá | Siesta de Dobby | Helado de Limón en #In | Brindis con Pipi | Tengo todos los capítulos de Jem | Foto de foto con Pipi | Otra selfie con Caro | Mi cara antes de la primera clase de yoga | Haciendo sushi | Oh libro | Siesta con Dobybebé | Wachiperra hermosa.)

Me gusta estar en Comodoro así, como en una burbuja. Salí de casa en contadas ocasiones, todo lo que quería estaba acá. Familia, libros, música. Casi todas las tardes las pasé sola escribiendo, leyendo. tocando o aprendiendo cosas nuevas. Soy bastante solitaria y me gusta, también significa que cuando estoy con alguien es porque realmente quiero hacerlo (sí, estuve muy pegote en casa).

Me preguntaron si no me iba a aburrir un mes en Comodoro. Me gusta esa frase Only boring people are bored. Leí muchísimo y estudié. Mejoré un poco mi escritura académica y otro poco mi escritura-escritura. Hice trabajos del posgrado, trabajos-trabajos y adelanté bastante de futuros. Retomé yoga y para la tercera clase casi me paré de cabeza. Cociné. Salí a caminar con frío, viento y lluvia. Visité la uni y subí al cuarto piso sólo para mirar el mar desde arriba. Dormí siestas largas. Me junté con amigos. Me reencontré con mis discos viejos y mi bajo acústico. Preparé meriendas. Salí de compras con mamá. Tuve sobredosis de helado de limón. Me tiré los domingos en el sillón a ver ID con mis papás sin hacer nada más. Charlé con mi hermana antes de ir a dormir y le dije el saludo de buenas noches que nos decimos desde los 11 años. También tuve varias noches que seguramente, más adelante, confundiré con sueños.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esuchaste Elton John :)

Anónimo dijo...

Lamento no haberte visto por ahi, lotus flower.

Unknown dijo...

Creo que la mayoría de los que nos fuimos de Comodoro volvemos para estar así, panza para arriba siendo mimados por nuestros seres queridos que quedan ahí

Flor Nieto dijo...

Es muy cierto, esos mimos son los más lindos (y algo que hace que quieras volver siempre también).