Diario de Comodoro

Querido diario, nomentiraquélepasaba. Ayer volví a La Plata después de un poco más de una semana en Comodoro y parece que fue un año -bue-. De vez en cuando vale la pena tomar distancia, la perspectiva de la ida y vuelta no pierde emoción. Aunque esas razones sean súper válidas y ciertas no voy por eso, ya saben por qué voy -jiji-. La cosa es que siempre se pasa rapidísimo y esta vez más. De 9 a 5 trabajé para la agencia y, como esta vez el viaje coincidió con el cierre de Noche Polar, después me encerré a escribir todos los boxes de texto y demás. Creo que hice un par de cosas más pero no lo recuerdo en este momento. Últimamente me está fallando un poco la memoria pero supongo no es nada grave. Para eso es bueno dejar los recuerdos por escrito, por las dudas.
Igual en mi agenda anoto todo para que no se me pase nada así que, gente que trabaja conmigo no oís preocupéis. Igual este post no es de trabajo así que basta. Lo que sí lamento es no haber visto más amigos ni haber pasado por la ofi de la revis a saludar, ni ver como quedó el cuadro en la oficina de mi papá ni muchas cosas más pero volveré pronto así que no hay apuro. Faltan fotos, porque pasó de todo, pero tampoco uno anda capturando recuerdos cual pokemones.

Fotos del recuerdo sobre la heladera y otras cosas lejos del muro de Facebook. Debo decir que me gustan las zapatillas y el jean de mamá. No los tiene ahora, sino se los hubiese robado :) 
El domingo pasado estaba helado pero fuimos a Caleta Córdova igual a comer rabas al aire libre. Siempre saca fotos sin avisar pero por lo menos ahí atiné a dejar los anteojos a un costado. Igual es re linda y él lo más.
El lunes a primera hora fui a donar sangre y me encontré una NOCHEPOLAR en la sala de espera. Después tomamos algo con mamá en Saludhable, la cafetería de Clínica del Valle
Antes de donar, me hicieron una prueba para ver si estaba anémica -te pinchan y sacan sangre del dedo-, resulta que no. También aviso que si alguien alguna vez necesita, soy 0- y donde esté colaboro. 
En Comodoro, los descansos de escritura son así. 
Fuimos a conocer Puertas, el nuevo Resto Bar. Súper recomendable si buscan algo diferente en cocina y cocktelería. A las 00:00 pude empezar a hacerle bullying a mi novio porque ya es más grande que yo y le faltan 3 para los 30 xD 
El viernes hice sushi, no hay foto porque teníamos hambre pero dicen que estuvo bueno. En cuanto a ingredientes, Lactina es mi dealer. 
Ese mismo día a la noche, mi novio apareció en casa con esto porque sí y porque es el más dulce del universo. 
Paredes de la Adolescencia I. Como verán, me había pegado mucho Virginia Woolf y el Mayo Francés.
Paredes de la Adolescencia II. Tenía esa foto de Malosetti en mi carpeta del colegio pero después la pegué con Axl Rose y Mateo Moreno. Y bueno, Carolina Herrera.
My piba favorita in da whole world.
Antes de irme, nos tiramos en el sillón para ver una peli. Volver siempre es difícil. 

2 comentarios:

Joana Manno Villordo dijo...

Post tuyo que leo , post que me deja así 😍 literal. Sos lo más lindo que hay Flor . Tus palabras me llenan de paz . Nunca dejes de escribir.
Atte: Tu eterna fan que siempre te recuerda lo grosa que sos 😝☝❤.

Flor Nieto dijo...

Muchas gracias Joa hermosa ❤ vos tampoco nunca dejes de escribir. Nos leemos divina! Besotes y gracias de nuevo ❤