10 frases de Ernesto Sabato


Una de las cosas que más amo de la escritura y el campo de las ideas en general, es su enorme poder de transformación. Y algo así me pasó con Sabato. Tenía 13 o 14 años y viajaba de Comodoro a Buenos Aires con El Túnel como tarea de la Escuela de Arte. No recuerdo si fue en una hora o dos, pero lo empecé y lo terminé en el momento.  Me adentré tanto en la lectura que, al levantar la vista después de la última página, sentí que todo había cambiado -creo que también eso es lo que le hace el existencialismo a la gente en general pero esa es otra historia-. Seguí con Sobre Héroes y Tumbas y, un año después, en el Colegio Universitario, una profe me prestó Abaddón el Exterminador y me sentaba a leerlo en el piso durante los recreos. A los 16 compré una foto suya en Avenida Corrientes, cuando me mudé me la traje y la llevé a enmarcar. Ahora, la tengo en mi habitación, frente a mi cama y es una de las últimas cosas que miro todas las noches antes de dormir. Hoy quiero compartir 10 frases de Ernesto Sabato. 
  • «Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables.» 
  • «En la bondad se encierran todos los géneros de sabiduría.»
  • «Resignarse es una cobardía, es el sentimiento que justifica el abandono de aquello por lo cual vale la pena luchar, es, de alguna manera, una indignidad.»
  • «Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.»
  • «Pero siempre entendemos demasiado tarde a los seres que más cerca están de nosotros, y cuando empezamos a aprender este difícil oficio de vivir ya tenemos que morirnos, y sobre todo ya han muerto aquellos en quienes más habría importado aplicar nuestra sabiduría.
  • «Es que para admirar se necesita grandeza, aunque parezca paradójico.»
  • «Indudablemente, cada generación se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no podrá hacerlo. Pero su tarea es quizá mayor. Consiste en impedir que el mundo se deshaga…»
  • «El presente engendra el pasado»
  • «Si nos volvemos incapaces de crear un clima de belleza en el pequeño mundo a nuestro alrededor y sólo atendemos a las razones del trabajo, tantas veces deshumanizado y competitivo, ¿cómo podemos resistir?»
  • «A veces creo que nada tiene sentido. En un planeta minúsculo, que corre hacia la nada desde millones de años, nacemos en medio de dolores, crecemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos, hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren, y otros están naciendo para volver a empezar la comedia inútil. ¿Sería eso, verdaderamente? ¿Toda nuestra vida sería una serie de gritos anónimos en un desierto de astros indiferentes?»
  • «Miles de hombres se desviven trabajando, cuando pueden, acumulando amarguras y desilusiones, logrando apenas sostenerse un día más en la precaria situación mientras casi no hay individuo que tras su paso por el poder no haya cambiado, en apenas meses, un modesto departamentito por una lujosa mansión con entrada para fabulosos autos. ¿Cómo no les llega la vergüenza?»
  • «El Universo, visto así, es un universo infernal, porque vivir sin creer en Algo es como ejecutar el acto sexual sin amor.»
  • «Milagro son ellos, milagro es que los hombres no renuncien a sus valores cuando el sueldo no les alcanza para dar de comer a su familia, milagro es que el amor permanezca y que todavía corran los ríos cuando hemos talado los árboles de la tierra.»
  • «Y si hemos llegado a la edad que tenemos es porque otros nos han ido salvando la vida, incesantemente.»
No, en realidad no son 10. 

No hay comentarios: