Like A River Runs

La falta de tiempo es una constante. Siempre hay algo más que hacer, siempre hay algo  más que mejorar. A veces me gustaría que los días duraran 24 horas pero si fuera así probablemente sería lo mismo. Siempre habría algo que hacer, siempre habría algo que mejorar. Una cosa a la vez. No se puede alargar el tiempo pero sí fragmentarlo y decidir cuándo se trabaja y cuándo se descansa. Cuándo uno sigue y cuándo uno dice basta. Esta es una forma de hacerlo. Actualizar el blog es mi forma de terminar el día, de cerrar la persiana, de no pensar más y hasta mañana. Un outfit y una canción. Buenas noches.

  

No hay comentarios: