Paseo por El Calafate


No vi el glaciar Perito Moreno ni nadé en la pileta del hotel. Los días en El Calafate fueron cortos y el lapso entre una actividad y otra limitado. Poco tiempo, mucho que hacer. Casi siempre sucede. Por suerte, la calle principal estaba solo a dos cuadras del hotel. En varias ocasiones me escapé para comprar una crema hidratante de Mies, agua mineral en La Anónima o un chocolate caliente para llevar. No vi el glaciar Perito Moreno ni nadé en la pileta del hotel pero queda pendiente y es excusa para volver. Es verdad lo que dicen, El Calafate es hermoso todo el año. 

No hay comentarios: