Cotidianas (más)

Todos refugios.
La foto de Ernesto Sábato que compré en una galería de Avenida Corrientes con un imán de Andy Warhol y Frida Kahlo. Tenía 16 años y debilidad por todo lo que hiciera sentir. Todavía. 
Té de jengibre con miel. Ese día tomé ocho tazas sin darme cuenta. Sí, se puede.
Fuimos al supermercado. Volvimos con medias de conejitos y besitos para mí y de joysticks y tiburones para él.


Me hace feliz el simple hecho de vivir en el mismo planeta que Patti Smith. 

No hay comentarios: