Hitclub en NOCHEPOLAR

Ph. Katja Stuckrath

La electrónica es mezcla. La electrónica se mezcla. Con indie, con pop, con rock, con más electrónica. Cualquier sonido puede transformarse en melodía. Cualquier melodía puede transformarse en canción. Cualquier canción puede transformarse en remix. Con menos sofisticación -y tecnología, claro-, los futuristas comenzaron a experimentar con ella en la vanguardia italiana a principios del Siglo XX. A partir de ese momento se diversificó en ramas infinitas. Resulta tan amplio y tan libre que caer en el cliché del mainstream contemporáneo es demasiado fácil. Artistas nacionales queriendo hacer exactamente lo que se hace afuera, en inglés y todo. No tiene nada de malo, por supuesto, pero es lo que Hitclub no quiere.

No hay comentarios: