Que el 2016 se vaya


El último de Selfies & Sincericidios del 2016 es sin maquillaje, sin dar muchas vueltas y poco filtro. Lo hago desde que empecé el blog, Au revoir 2013, Mi 2014, La última palabra del 2015. Formas de contar, agradecer pero también resumir qué pasó por acá. 
Este año fue tan increíble como extraño. No me sale del todo decir que fue difícil. Costó, pero costó para todos y no puedo quejarme de nada. Como les conté -porque vaya a saber uno de dónde salen las ganas de comunicar- en ¿Qué es VAVIENE? ¿Qué pasó con Vamos?en enero me quedé sin mi principal trabajo -uno en esta profesión debe tener varios-, escribir sobre bandas independientes para el portal de cultura de la Municipalidad de La Plata. La incertidumbre, los sueldos atrasados, el malestar, todo me afectó. Me enfermé mucho de muchas cosas y bajé 7 kilos, me hicieron dos biopsias y muchos estudios -siguen-, volvió la Tiroiditis de Hashimoto, la anemia y la depresión. Ya me siento mejor, por todo lo lindo, me enamoré muchísimo, crecí, mi nuevo trabajo me permitió viajar cada tanto a Comodoro para estar cerca de los que quiero -y empezar a curarme- y trabajé mucho pero también descansé. Este año, el blog llegó a las 20.000 vistas por mes y me dio nuevas ideas para nuevos proyectos. 
Este año empezó con mi primer seminario, viajé a Bariloche para cubrir el Festival Prisma para NOCHEPOLAR, fui a Canal 9 cuando me invitaron para hablar de un post del blog, empecé a cursar online el Master en Marketing Digital Business,  entrevisté a CJ Ramone y compartió un post del blog en su fanpage -me morí-, fuimos a verlo al Sótanoconté mi experiencia en la nueva campaña de difusión de la Oferta Académica de la Licenciatura en Comunicación Social de la UNPSJB, presenté ponencia en las XX Jornadas Nacionales de Investigadores en ComunicaciónFui a la conferencia de prensa de 2 Minutos, a Fashion Meets Rock, a la inauguración de Peuque en La PlataMe hice cuatro tattoos en un día  y después otro con mi hermana. Aparte de eso, muchas entrevistas, notas, trabajos diversos. No sé si es mucho o poco, pero sí que uno hace su propio camino y va a su propio ritmo. No hay fórmulas y jamás estuve sola, celebro los avances pero también la compañía. 
Mantengo el final del último post del 2015, hay cosas que nunca cambian. Repito, no se siente el corte, se siente el proceso y el último post del año es para decir gracias. Uno puede esforzarse, ser bueno en lo que hace y tener talento, pero sin quien dé una oportunidad no se hace nada con eso. Gracias a todos aquellos que confiaron en mí este año y siempre, gracias por formar parte de este espacio y gracias por leer. 
Les deseo un hermoso 2017, que se cumplan sus objetivos, que estén bien, que mejoren en lo que necesitan y mantengan las cosas lindas. Que nunca dejen de esforzarse por lo que quieren porque sí, es difícil, pero vale la pena y que nunca se separen de la gente que quieren. Ahora sí, que el 2016 se vaya. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantó el post, pero mas me encantó que seas tan directa, honesta y hermosa. Faltan mas como vos, sin tanta careta.
Besos Flor, encantado como siempre.

Anónimo dijo...

Aca tu eterna fan reportándose desde un remoto lugar en el mundo para recordarte que leerte siempre me impulso. Debo admitir que la idea de hacer mi propio blog salió de leer el tuyo y de enamorarme de tus palabras , de como contabas tu vida con una magia pocas veces vista.
Espero que esté nuevo año te depare todo lo mejor! .
Atte: Joy

Anónimo dijo...

Hola flor! Soy muri... Porque todos ponen anónimo y yo quiero dar la cara...hace años que nos debemos una charla. Yo sé que en sí... No nos conocemos pero muchas de las cosas que escribís me llegan y me hacen reflexionar. Coindido en que este año fue duro para muchos. La mayoría de la gente, y me incluyo tenemos deseos de arrancar este 2017 con la esperanza renovada en el corazón. Te deseo lo mejor. Te mando un beso grande.